martes, 9 de agosto de 2016

Colectivo Detroit: sangre

sangre: ( del latín «sanguis, -iniss») 5. f. La que sale de mí durante tres días, cuatro a lo sumo, en ciclos constantes que nunca apunto en el calendario. La que en las últimas horas me hace sentir bote de kétchup casi vacío –y yo espero que nadie se percate del estrépito cuando me vacío. Es hablar con cualquiera mientras me escurro, levantarme de la silla, preparar el desayuno, o llamar por teléfono, y sonreír al cliente, mientras goteo. Es una visión oxidada de mis restos en la celulosa que estoy a punto de tirar. Es la abundancia que arrastro en el papel higiénico. Más granate que roja. Son pegotes. *Menstruación, *regla, *periodo, *la tía María (en desuso). Es consuelo de todas. Es cuando me hice mujer, eso me dijeron. Más que por la aceptación animal de un hombre –y yo que siempre pensé que había sido obra de mi cerebro.


Obviously doctor, you've never been a 13-year-old girl

Los diccionarios son herramientas de compañía del escritor, pero también podrían llegar a ser verdaderos enemigos si el escritor se dejase limitar por las restringidas acepciones de las palabras que se recogen en los diccionarios. El buen escritor, teniendo un conocimiento del significado y uso básicos de una palabra, es capaz de dotarla de todo lo necesario para navegar en contextos muy diferentes y adquirir todos las connotaciones necesarias para sobrevivir en el medio. 

El ejercicio de esta semana consiste en definir una palabra de uso cotidiano. Puedes optar por el formato que quieras ( definición-descripción, entrada de diccionario, transcripción oral de una explicación... ). Ademas, en esta ocasión hemos limitado el ejercicio a un máximo de 150 palabras. 

La palabra seleccionada es sangre, ha sido la elegida por vosotros entre tres opciones salidas al azar de la obra que llevábamos en el bolso en ese momento. Atrévete a enriquecer su entrada de diccionario participando esta semana en el #ColectivoDetroit. ¿Cómo? 

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

No olvides compartir el proyecto #ColectivoDetroit, se trata de que cada vez podamos leer más ejercicios, compartir la experiencia, y aprender un@s de otr@s.

3 comentarios:

  1. No toques las plantas, que se secan. No hagas bizcochos, que no suben. No te laves la cabeza.

    Tampax, evax, ausonia, copa menstrual. Ibuprofeno, espidifén, bolsa de agua caliente, chocolate.

    No le hagas caso, está en sus días. Está sensible. Me duele. Me encuentro mal. ¿Puedo pedir el día? No.

    Sensación pañal. Recuerda dormir de lado. Se me olvidó. Mancha redonda circular en el pijama, a la altura del ano ¿como es posible? Sufrir por el colchón.

    Un grano, dos, una calentura. Dolor en la derecha y en la izquierda. No me abraces. Hoy no.

    Gracias por recordarme lo buenas que somos sangrando. Lo hacemos siempre, y nos quejamos mucho menos de lo que debiéramos.

    Cómo estoy disfrutando de este proyecto contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente este comentario es una estupenda segunda parte al ejercicio :) ¡Gracias a ti! Por sangrar conmigo.

      Eliminar
  2. Muy ingenioso, sin duda es una visión de la sangre muy presente en nuestro día a día pero quizás no tan sencilla de ilustrar de esa forma tan graciosa. Me lo he pasado pipa leyendo tu ejercicio.

    ResponderEliminar