martes, 21 de julio de 2015

mr. bellver

A todos los que piensan que el arte es inútil, me gustaría proponerles la siguiente reflexión: ¿y si todo en esta vida es inútil, puesto que el resultado final es el mismo para todos? La inutilidad del arte es lo que en muchas ocasiones me ha hecho agradecer estar viva, y desear con todas las fuerzas ser yo en un momento determinado, en un punto geográfico estratégico. Mil gracias a todos los artistas, y a todos los que posibilitan el arte de músicos, escritores, ilustradores, fotógrafos, etc. por la difusión, el mecenazgo, por invertir en proyectos que algunos tacharán de inútiles, pero que son tan definitorios de una sociedad como lo son guerras, epidemias o fraudes políticos. El arte es nuestra cara bonita. Nuestra cultura. Ni deberíamos plantearnos qué es, ni para qué sirve. Sino cómo impulsar más proyectos y a más artistas. Menos mal que existe. Porque a mí el arte me hace feliz. ¿Y no estábamos aquí para eso?

El viernes pasado sentí una enorme alegría al asistir a la inauguración en Casa del Libro (Rambla Catalunya 37) de la exposición de mi querido Iñaki Bellver, un grandísimo ilustrador. Sé que suena simplista así dicho, pero es que su trabajo es maravilloso, es lo primero que te viene a la cabeza cuando piensas en sus dibujos. Conozco a Iñaki desde los días oscuros en Diagonal Mar. Ha sido librero durante mucho tiempo y hace poco más de un año decidió colgar el chaleco y vivir como estaba predestinado a hacerlo: ilustrando, siendo artista. Amén.

The artist right in the middle*


Me reconoció que había pasado muchas noches sopesando esta importante decisión. Pero, sin duda, tomó la decisión correcta, para disfrute de todos. Todavía existen los valientes, los que no persiguen sueños, sino que cogen y los viven. Los que se levantan por la mañana no porque tienen que fichar en la oficina, sino porque el gen creador pelea por salir a la superficie y agraciar este medioambiente adverso.

Iñaki es un hombre de ciencia y del Mediterráneo. De retratar con detalle y precisión escenas naturales. Aunque yo me quedo personalmente con lo que le pasa a los cerebros de muchos de sus personajes: a veces, los pájaros plantan ahí sus nidos, otras, los retratados se beben su contenido neuronal con una pajita: ¿quizá intentado digerir las ideas? Algunos inventan galaxias mientras friegan los platos.

¿No preferís ir a verlo de cerca?*



La muestra expuesta en Casa del Libro es una selección de sus últimos trabajos, que puede visitarse gratis hasta el 30 de julio. Por favor, os animo a visitarla si estáis en la ciudad. La librería se encuentra a menos de diez minutos de Plaza Cataluña. Y también os recomiendo entrar en la página de Facebook de Iñaki si queréis indagar en su portfolio y estar al día de sus movimientos. Un like y un follow no cuestan ni 0,05 segundos. Many thanks!

Y a Iñaki le deseo mil y un éxitos más, y que yo los vea (como se suele decir).


(c) de las fotos: Iñaki Bellver - ilustración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario