martes, 2 de junio de 2015

5 discos alegres para el trayecto casa-trabajo, o cualquier desplazamiento que os haga añorar las sabanas

Quizá alguno de vosotros recuerde el post sobre la banda sonora para mi nave espacial. Si no, los desvaríos intergalácticos los podéis leer pinchando aquí. Hoy, intentando paliar un poco la nostalgia por esa semana de vacaciones ya finita, os traigo una lista de 5 discos alegres para un trayecto más realista: el que se hace de casa al trabajo, especialmente duro al inicio de la semana. O cualquier epopeya semejante. Y eso que esta vez la rentrée se ha producido un martes y estamos muy agradecidas. La semana pasada la pasamos muy bien bailando. Por tanto, yo quiero que baile todo el mundo. O que deis brincos. O como mínimo mováis el pie izquierdo mientras esperáis al tren. Que silbéis el estribillo, que es casi ya un ejercicio de memoria histórica. Y sonrían, por favor.

Ahí van sin mayores preámbulos. Hay que salir de casa protegidos, camaradas:

01 PULP – His N Hers

De Pulp es muy difícil quedarse con un único disco. Porque todos tienen esas letras llenas de chispa e ingenio con las que una se puede partir de risa. También es muy recomendable que visionéis el boicot de una actuación de Michael Jackson por parte de Mr. Cocker y la posterior entrevista donde explica sus motivos de por qué semejante atentado. Como dirían mis amados brits, hilarious. Aquí una muestra pequeñita de lo que es His N Hers, del que también considero imprescindible que escuchéis la canción Babies o She’s a Lady o Do You Remember the First Time? Aunque yo soy más partidaria de escuchar los discos de cabo a rabo. Una maquinita del tiempo, por favor, que quiero pasar un fin de semana en los 90. 



02 BLACK LIPS – Let It Bloom

He visto dos veces en directo a Black Lips y os voy a contar una cosa muy asquerosa sobre la actuación en Sala Bikini hace ya unos 3-4 años: el guitarrista es la única persona que he visto vomitar en directo sobre un escenario, pegar un trago a la cerveza y seguir tocando como si nada. Luego, toda la gente que pudo se subió al escenario a gritar y botar. Finitos no son. Pero os desmelenáis seguro. Tenéis permiso para hacer la cabra con esta música. Not a Problem es favorita absoluta de este genial álbum. Pero Boomerang también es muy chachi.



03 THE DIVINE COMEDY – Liberation

Es una verdad universalmente reconocida que Neil Hannon es lo más bonico que ha salido de Irlanda, oi? Quizá tenga otros discos más famosos, pero yo le tengo mucho cariño al Liberation de The Divine Comedy. No sé cuántas veces en mi vida podré haber escuchado Europop. Venga, otra vez (see below). A veces, tengo el día eurobsesivo. Es que el Europop me marea. Y no puedo parar. End of story. Además, ahora voy a soltar una tontería muy ñoña, siempre me ha parecido que algunas canciones serían ideales para que las bailara Bert por la calle. Con permiso de Mary. Se me va pero mucho.



04 LE TIGRE – Le Tigre

Un disco que empieza con un “Who took the bomp?” no puede más que ir a mejor. Es que cuando lo escucho me dan ganas de salir a la calle y empezar a decirle a todo el mundo: “Wanna see me disco?”. Vale mucho la pena la escucha del disco homónimo de Le Tigre. Pero mejor cuando estéis solitos en casa, para que os podáis marcar esos pasos que nos harían caer en desgracia en las fiestas de instituto. A descalzarse y despeinarse. Las pintas que se gasta la banda suelen ser también muy guays.



05 GOSSIP – Standing in the Way of Control

Hubo una época en la que Beth Ditto no era todo un icono de la moda en talla grande. No era una diva del activismo corporal. Sino una cantante que salía con toda la lycra que tenía por casa, pero a lo punkarra. Nada de lucir stilettos. Luego se metió a diseñadora de moda –e hizo cosas muy chulas, todo hay que decirlo- y después su música se pervirtió un poco y se hizo más propicia para los programas de radio comerciales. Sin embargo, Standing in the Way of Control es la prueba fehaciente de que la Ditto de Gossip era su encarnación más molona. He dicho. Aunque también me encante la faceta activista por razones obvias. Pero es que claro yo tuve un año muy de Yr Mangled Heart, Listen Up! y Keeping You Alive. 



Y esta lista seguiría y sería de 15, o 20, o vete tú a saber. Así que quizá haya una segunda parte. La música es paliativa, queridos. Sed fuertes. Confiad en vuestro tocadiscos y no necesitaremos valerianas u otras sustancias para cuidarnos el alma.

Buenas noches y una posdata:

p.D: He suspendido flagrantemente el reto Semana Festival para el Curso Primero Maude L L Yo tenía unos modelitos dignos de Coachella preparados para el Primavera Sound. ¿Pero queréis saber la verdad? Que en el Fòrum a partir de las 9 de la noche hace una rasca que ni con toda la fricción y el calor humano que una pueda proporcionarse en un concierto, oigan. Y que al final una se vuelve práctica: un tejano, una camiseta y pista. Conciertos hubo unos cuantos, eso sí. Fui muy feliz. Y el próximo reto intentaré que esté mejor montado. Gracias, bonitos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario