viernes, 1 de mayo de 2015

5 libros que leí hace diez años

El otro día S. me comentó que había estado viendo Doctor Zhivago, la película con Omar Sharif, Julie Christie y Geraldine Chaplin. Le comenté que aunque me encanta esa película, echaba un poco de menos al personaje de Marina Markélovna, que es la tercera “mujer” de Yuri Zhivago (entre comillas, porque oficialmente no están casados). Así que al llegar a casa, tuve el impulso de ir a buscar el libro y hojearlo un rato. En la página del título ponía “mayo de 2005”. Antes fechaba mis lecturas en el mismo libro, ahora tengo Goodreads. De ese hábito que mantenía entonces nace esta lista. He hecho un repaso a los libros que conservo, porque de vez en cuando me gusta hacer limpieza, y aquí van 5 libros que leí hace diez años. ¡A los 18! Cómo ha pasado el tiempo… Me entran ganas de empezar a decir eso que tanto le gusta decir a mi hermana Carolina: ¡Juventud, divino tesoro! Que nadie se asuste, que los 30 serán los segundos 20. Y además no volvería a atrás. Pero es cierto que a los 18 tenía más tiempo libre para leer, cuando menos me pasaba casi dos horas y media diarias en un tren, y ese tipo de trayectos los aproveché muy bien.

El lote bien conservado

01.Doctor Zhivago de Borís Pasternak (la edición de Compactos Anagrama está agotada, pero Galaxia Gutenberg tiene un lujo de edición)

La novela de Pasternak es una novela importantísima sobre la Revolución Rusa. Y una de las lecturas que me hizo enamorarme de la Unión Soviética, como tema, como país mítico, como una época de la Historia apasionante. El problema es que la URSS no tuvo dirigentes a la altura del concepto. Y la utopía acabó en dictadura. Y en una censura terrible. Por suerte, a pesar de esta censura, el legado literario es muy vasto. Los escritores soviéticos tuvieron verdadero oficio, pues muchos no vieron su obra publicada hasta la perestroika o la disolución de la URSS misma. Muchas obras se publicaron póstumamente. Pasternak, por ejemplo, no pudo publicar entre 1933 y 1943. Y Doctor Zhivago no llegó a las librerías hasta 1957, y primero fue en Italia. La película de David Lean me encanta, pero os recomiendo encarecidamente el libro porque es una novela coral, con un sinfín de personajes y subtramas que se pierden en la adaptación cinematográfica. Entiendo que por X motivos, Lean redujera la historia al triángulo Yuri-Lara-Tonya. Pero hay mucho más. La vida amorosa de Yuri es bastante más compleja. Y Pasternak es un narrador fantástico. Me tengo que poner con su poesía. Y además, Galaxia Gutenberg tiene el volumen La infancia de Liuvers. Salvoconducto. Poesías de Yuri Zhivago que no sé por qué razón nunca he comprado L

02.El doble de Fiodor Dostoievsky (Alianza Editorial)

Si no firmaba los libros, dejaba dentro un billete o abono de tren/metro. En 2005 el billete de dos zonas costaba 1,65€. Eso te daba para hacer unos 20km hasta la Universidad. Hoy el sencillo de una zona solamente, por ejemplo, para un trayecto de 15’, es 2,15€. Hace diez años Dostoievski era mi escritor fetiche. No lo leí todo, pero casi. Lo adoraba. Me encantaba. Y me sigue gustando, pero siempre acabo retrasando nuestras cuentas pendientes. Creo que El doble es ideal para iniciarse en el universo Dostoeivski. Aunque siempre le tendré cariño a El jugador, pues es con la que empecé (supongo que como muchos). Novela corta (¡povesti!) adelantada a su tiempo, El doble es una historia magistral sobre el desdoblamiento de personalidad.

03.Lady L. de Romain Gary (Círculos de Lectores)

Aquí y ahora confieso, ya no es de recibo ocultarlo durante más tiempo: yo también he estado apuntada a Círculo de Lectores. Corramos un tupido velo. Por suerte, alguna de las mierdas que compré ya no las conservo. Y al final, me tuve que dar de baja porque no sabía qué escoger. Eso sí, las ediciones de coleccionista de Los tres mosqueteros, Veinte años después y El Vizconde de Bragelonne que hiceron son preciosas es poco. Lady L. no estuvo nada mal, muy de “época” y bastante entretenida. Seguramente por eso la conservo. Aunque yo prefiero que los escritores narren sobre su tiempo, que sean un poco cronistas de su realidad. Por lo tanto, una novela de 1958 sobre el siglo XIX es un poco meh.

04.Orlando de Virgina Wolf (Edhasa)

Pero ahora mismo me contradigo a mí misma y afirmo: Virgina puede hacer lo que le dé la gana. Y Orlando es su mejor novela, desde my humble opinion. Su novela sobre la época isabelina es una obra de arte. ARTE en mayúsculas, perdón. Y lamento no haberla leído en su momento en inglés. Pero no llegué a Virginia en inglés hasta The Waves. De hecho, creo que debería releerme todo lo que he leído y lo que me falta en su propia lengua. Empecé con Mrs. Dalloway, pero a todo el mundo en Balmes 129 bis le pido, por favor, de rodillas, que empiece por Orlando. Por si es lo único que se le ocurre leer en la vida. Y a vosotros, camaradas, por favor, os pido que si no lo habéis hecho ya, corred a por este libro. Dejad de leer este post (bueno, no queda mucho) y lanzaros a por Orlando. Oh my.

05.La naranja mecánica de Anthony Burgess (Minotauro). Relectura. SPOILERS (pero los libros se leen por otros motivos)

En realidad, La naranja mecánica la leí en 2004 porque en clase nos habían puesto la peli. Que luego alquilé en la biblioteca y vi dos veces más y me enamoré de Kubrick. Y fui a por el libro y lo mismo. Y estoy dividida. Y voy a decir una herejía: prefiero la película al libro. Sí, vale, que falta el capítulo donde Alex se redime y que era la razón principal por la que Burgess quería escribir esta historia. Cierto es que el final de la película es en cierto modo cruel. Porque Alex se “recupera”, pero no se rehabilita. Y cuando dice lo de « ¡Estoy curado!», una entiende que vuelve a ser el mismo de antes, no alguien mejor. Pero es un amor irracional, qué le voy a hacer. Creo que aprovechar el puente para ver la película por enésima vez.

Vestigio de un pasado más barato




Y ahora, lo interesante: ¿recordáis alguna lectura que hicisteis hace diez años? ¿Leíais más o menos? ¿Alguna revelación mariana o guilty pleasure que queráis compartir?

Espero que tengáis unos días de merecido descanso. Y que los paséis en buenas compañías (librescas también)

See you soon! 



6 comentarios:

  1. (Colorada) ay señor. Yo también. Lo de los lectores. Mira que le daba vueltas a la revistita pero nada... siempre acababan llegando verdaderas porquerías de mala literatura juvenil, lo peor de lo peor. Pero mira, a otras adolescentes les da por la vale. Y las leen, porque muchos de mis ejemplares del CdL están aún con las páginas pegaditas pegaditas. Me has despertado la curiosidad. ¿Cómo puedo saber qué estaba leyendo en el 2005? En estos momentos preparando la selectividad... hm. Mucha literatura gallega supongo. Por aquel entonces, con la mente ya expatriada (era Barcelona o Granada), me empeñé en alimentar mis raíces, por si acaso.
    Nota: Pues igual te voy a pedir Orlando además de Charlotte's web. Me he metido tantas veces en vuestra página - buscador a lo largo de la semana que ya me sale hasta en la pantalla de inicio de google. Aún no te puedo facilitar datos concretos porque carezco de ellos, pero de momento todo lo que me interesa o bien está "in stock" o bien simplemente no aparece. Lo cual es una verdadera fortuna, mi monedero respira aliviado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, dear! De momento te guardo esos dos, pero sin ningún tipo de presión ;) Debo confesar que no todo lo que está "in stock" aparece en la web. Pero estamos en ello. Y que por alguna razón extraña, lo que ha entrado de novedad en esta última semana tampoco :'( Espero que el informático también esté con ello. Pero tus sugerencias serán super bienvenidas, si quieres hacer alguna ;)

      ¡Un abrazo! He corrido un tupido velo sobre lo de los Lectores. Shhhhh

      Eliminar
    2. Espero que entre las novedades no esté "Petty Theft" de Pascal Girard, porque al ser novela gráfica seguro que cuesta un dineral y no me la voy a permitir igualmente. Estuve ciertamente valorando lo de adquirir "how to build a girl" pero se ve que con la traducción se ha convertido en un best seller (aquí, cuando son best sellers "allá" no cuentan) y ya no me apetece. Hasta pronto :)

      Eliminar
  2. Hola Jen! Estupendas lecturas que hiciste a los 18 años...Me llama la atención tu pasión por Orlando, que por otra parte a mí también me gusta pero no tanto como para ponerlo en primer lugar. De todo lo que he leído suyo pondría por delante To the Lighthouse pero es cuestión de gustos. Ahora ando con la biografía que sobre ella escribió su sobrino Quentin Bell. Ya os contaré.
    ¿Qué leí hace 10 años? Ufff difícil (yo desde luego no tenía 18...ni 28 tan siquiera :( ) Te cuento lo que leía en el momento de abrir mi blog allá por 2009 : La biografía de Charlotte Brönte escrita por Elizabeth Gaskell. Una joya que algún día volverá leer.
    Que sepas que me paso a menudo por aquí aunque para comentar sea un tanto vaga . saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Qué ilusión un mensaje tuyo :) Y no te preocupes, yo a veces leo los posts en el tren o donde-no-debería y tampoco puede detenerme a comentar todo lo que quisiera. Te confieso, casi entre lágrimas, que no he leído todavía To the Lighthouse. Pero veo difícil que pueda desbancar a Orlando. Es que me marcó tanto. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Mira, te hice caso antes de conocerte y mi primera novela de la Woolf fue Orlando. Pero fue el milenio pasado, como pasa el tiempo.
    Sí que podría saber que leía yo hace diez años y hace 14, incluso. Tengo una libreta donde apunto mis lecturas desde 2002 así que cualquier día de estos te robo la idea y hago un ranking de lecturas de hace diez años o algo así. Eso sí, no estarán todos los ejemplares, yo también fui una estudiante pobre :P
    Besazo.

    ResponderEliminar