lunes, 9 de marzo de 2015

las secciones que nunca nos habían gustado IV

ESOTERISMO, LA SECCIÓN OCULTA


Adivinen a qué sección pertenecen los siguientes títulos:

Reinos de los ángeles en la Tierra
Hijos de Matrix
Ovnis: S.O.S a la humanidad
Cómo preparar talismanes
Guía definitiva de proyección astral

El último título confieso haberlo inventado para la ocasión. El resto son ediciones reales de la sección de Esoterismo. Esa sección que en esta ciudad sólo parece interesarles a los libreros de Karma, supongo que porque además tienen los conocimientos adecuados, o cuando menos, ni que sea por el nombre, se me antojan más predispuestos. Esoterismo y yo no nos hemos visto desde julio de 2013 porque en Balmes 129 bis no había existido nunca. Llevo más de un año sin saber nada de Iker Jiménez, el tarot, el Kybalion, las caras de Bélmez y los Cursos de Milagros (ejem, tras más de 5 pedidos seguidos, ahora siempre en stock). Esoterismo no había existido ni como tema en el sistema hasta que yo lo creé, porque justo hoy hemos estrenado un pequeño espacio dedicado a lo oculto, a lo místico, al más allá. Yes my dear, mi gran idea para 2015, justo debajo de Religión. Esoterismo y yo nos tenemos que llevar muy bien, como los padres divorciados en un régimen de custodia compartida. Por eso, no voy a decir nada al respecto de las portadas, os enseño una:

Mrs. Virtue es caviar fino en la sección


Aunque piense que no hay magia más creíble que la de Las nieblas de Avalón, he encargado títulos como A Witch Alone de Marian Green y The Power of Karma. Y aunque la palabra karma ya es bastante frecuente en nuestro discurso, yo no acabo de entender bien lo que es. No acabo de interiorizar el concepto y si tuviera que verbalizarlo es posible que hiciera el ridículo. Sé que a muchos les gusta el Esoterismo porque tiene un halo de prohibido e irracional muy seductor. Y porque, supongo, comparte con la sección de Terror o True Crime (eso se lleva mucho ahí fuera) el morbillo que produce lo macabro, lo oscuro, lo inexplicable y truculento. Pero a diferencia de la sección de Terror, que ésa sí me encanta, aunque la literatura gótica clásica la metamos en Clásicos, a mí me preocupa que los lectores de Esoterismo no apliquen el consabido no-pasa-nada-es-una-película-así-que-ve-hacia-la-luz, porque creen, no sé hasta qué punto, lo que se expone en este tipo de publicaciones. Quizá es que soy demasiado terrenal, incluso para dejar un pequeño resquicio a la duda. No acabo de comprender la postura del que dice: «No creo en espíritus, pero a estas cosas les tengo respeto». Sé que cuando me sale la vena nihilista también me suele salir la repelente. Pero es que empiezo a asociar el Esoterismo a las leyendas urbanas, a la bruja de Blair, y a los cientos de slashers que incluyen una ouija (que en los orígenes era un juego de mesa que empezó a comercializarse en Estados Unidos en el s.XIX) y me imagino al adolescente fan de Carrie que en la edad adulta se ha creído todas esas historias de miedo y va en busca de la verdad por caminos equivocados. Quizá me falta el interés adecuado, o la paciencia, no lo tengo claro.

Y aun así, debo de reconocer que el Esoterismo es como el Terror en formato No ficción y hay ciertas cosas muy atractivas y molonas, como: Geraldine Chaplin haciendo de espiritista, e imaginando que este tipo de personas existen de verdad. Saber cómo disfrutaba Conan Doyle y amigos de las sesiones de espiritismo en el s.XIX. O esa escena de ouija en la primera temporada de Penny Dreadful, que casi es la mejor escena de toda la serie, y Eva Green una reina poseída. Que no lo sigo ni he visto un programa entero, pero de repente haciendo zapping llegas a Cuarto Milenio y sin querer te quedas embobada cuando ves a un policía declarando que entraron a reconocer una casa donde los habitantes aseguraban que había una presencia oscura y el policía, una persona ajena, reconoce que sintió una escalofrío y que le pareció notar una presencia extraña. Me entran ganas de gritar a lo Deborah Kerr.

Me dicen que es profesora de Francés, y me lo creo

También tengo que reconocer que me hace ilusión tener los libros de Aleister Crowley o la Biblia satánica, y ver qué tipo de gente los comprará. O los que publica Routledge. Hoy llegó un lote variado de temas de esta editorial, por cierto, y casi se nos saltan las lágrimas a I. y a mí de puro todo. No estoy interesada en que nadie me eche las cartas, pero algunas son muy bonitas (también hemos pedido una Tarot Bible), y si me preguntáis, os recomendaré encarecidamente el Tarot de Marsella (no pregunten).

Y parece que desde que hemos empezado con el proyecto de Ampliación, en el ambiente hay algo, y a lo Galadriel lo intuyen y de repente aparecen clientes que no habíamos tenido en la vida preguntando por libros de Esoterismo. Gente que sé que me escucharía muy atentamente relatar la historia del coche de segunda mano que se compró aquel exnovio de mi hermana. En todas las casa hay una versión customizada de alguna leyenda urbana, dicen.

La sección de Esoterismo nunca me había gustado, lo prometo, palabra librera, y esto lo podría decir en el tiempo presente. Y una vez la tengamos completada, lo juro, sólo me la miraré de reojo, o cuando no pueda verme nadie. A veces entiendo, de corazón, a los que forran los libros con papel de periódico porque los van a leer en el metro.

Imaginen tener amiguitos así


Gracias por vuestra paciencia. La próxima anécdota librera ya será el fin de temporada de esta exitosa seria “Las secciones que nunca nos habían gustado”. Se acerca la traca final… Very soon!! 


8 comentarios:

  1. Tal y como la describes dan ganas d visitar tu rinconcito esotérico, pero más como sección de humor jajajaja si ofender a nadie,pq esta misma se acojonó hace un par de semanas cuando la amiga vidente de una compi d trabajo se despidió d mi diciéndome "no te metas en follones" y como he estado en unos cuantos me lo estoy tomando muy en serio...
    Eso sí amiga librera espero q hayas quitado ya de la zona de psicologíaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refería al libro de El Secreto que me he quedado a media frase

      Eliminar
    2. ¡Querida! Tienes que venir a inspeccionar la sección de Psicología. Bueno, todavía está en construcción (porque los libros están dando la vuelta al mundo, proveedores de ...), pero espero que la encuentres más decente que la última vez.
      Mi hermana ha ido algunas veces a una misteriosa señora y le ha acertado cosas, dice. Pero no sé... Hay mucha autosugestión de por medio.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Me ha dado la sensación de que con Esoterismo te pasa como a mucha gente: que te resulta una sección prescindible pero simpática, que tiene su aquel hojear esos volúmenes con un toque exótico.
    La verdad es que yo también confieso que cuando me he paseado por esa sección, he abierto algún libro por curiosidad, para saber si puede ofrecerme alguna respuesta original a los problemas. No me vendría mal una tiradita de Tarot para otear el futuro!!
    Bravo por tus anécdotas libretas, cómo me gustan Jen! Un saludito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Marissa! Debo confesar que ahora que estoy investigando, a ver qué rumbo tomamos, he encontrado libros muy interesantes. Por ejemplo, Penguin tiene un recopilatorio "serio" de brujas que, ni que sea por lo que se pueda aprender del trato que recibieron las mujeres catalogadas como tal, me tienta muy seriamente.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Esoterismo, esa sección que siempre me he preguntado cómo es tan amplia en algunas librerías (y en algunas bibliotecas también...). Supongo que eso de que a muchos les atrae eso, aunque sea una de las secciones que menos me llame la atención, incluyendo las otras que ya has mencionado...
    Una, que es poco supersticiosa.

    Aunque eso sí, me creo que haya ediciones de esas preciosas y babeables, que cuesten un ojo de la cara pero que digas "esto lo quiero en casa". Seguro que sí.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi carne es muy débil en cuanto a libros. Y, por ejemplo, algo más rollo historia del Oscurantismo me parece muy interesante. Otra cosa es encontrar el momento, que todavía tengo pendiente el primer libro de Autoayuda de mi vida. Nunca se sabe lo que te puede tentar. A veces, parece que tengamos que mantener un estándar lector, pero para algo también existen las guilty pleasures. ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Cuando yo era niño (sí, es una batallita, te jorobas), tenía (aún las tengo aunque ya no las frecuento) unas primas, tres, que en casa de la abuela, donde nos apiñabamos todos los nietos los fines de semana durmiendo varios en camas de uno, guardaban varios libros de brujería y practicaban conmigo como sujeto experimental. Les achaco mi calvicie, mis depravadas tendencia sexuales, mi adicción a las papas con chocos y, en general, cualquier mal menor que hacen que mi vida no sea tan sosa.

    Con esto te quiero decir que quizás yo soy quien soy gracias a una de esas secciones de Esoterismo. Pero claro, también tengo mucho cuento, así que a lo peor nacía en un margen de Hansel y Gretel...

    Qué vendrá en la traca final? Habrá vedettes? Y donetes?

    En fin, ya lo sabes, me encanta esta sección.

    ResponderEliminar