viernes, 4 de julio de 2014

pioneros de la ciencia ficción rusa

En ocasiones, se publican ciertos libros que parecen hechos a la medida de mis gustos personales, como si el editor hubiera tenido en cuenta que ya tenía una compradora asegurada con esa apuesta. Porque a la mínima que uno se familiariza con mis preferencias sabe que si en un libro se juntan rusos, ciencia ficción y finales del S. XIX, no voy a poder resistirme. Si encima es Alba Editorial, una de mis editoriales fetiches, ese lugar mágico por el que siempre intento pasar cuando voy a la calle Avinyó y que me hace pensar «yo de mayor quiero trabajar en Alba», quien saca una compilación de cuentos titulada Pioneros de la ciencia ficción rusa, pues como se suele decir en plan excusa, no tuve escapatoria. El libro vino a mí.

No me digáis que la portada no es preciosa


El recopilatorio forma parte de la colección Rara Avis, una de las series más atractivas de todo el catálogo, consta de 5 relatos, algunos más bien, novela corta, y en realidad, lo de ciencia ficción está muy cogido por los pelos. Aunque sea un libro exquisito, lo cortés no quita lo valiente, como suele decirse. De hecho, siendo muy puristas solamente un relato podría considerarse ciencia ficción, "En otro planeta" de Porfiri P. Infántiev. En el resto hay una confluencia de géneros, algunos están más cercanos al relato de aventuras o de terror psicológico, pues lo extraño, incluso lo macabro, conforma el núcleo de la historia.

El libro abre con un relato de Alekséi N. Apujtin, Entre la vida y la muerte, que es casi un cuento de fantasmas, un recuento de lo que un muerto experimenta en las turbulentas horas posteriores a su fallecimiento. En otro planeta, de Porfiri P. Infátiev, se relata una expedición a Marte mediante un extraordinario artilugio. De Valeri Y. Briusov se incluyen dos cuentos: La Montaña de la Estrella, que personalmente me parece más bien un relato de aventuras, y La República de la Cruz del Sur, la crónica de una ciudad asolada por una insólita epidemia. Cierra El misterio de las paredes de Serguéi R. Mintslov, que tiene como protagonista un extraño invento.

Los dos últimos cuentos ME HAN ENCANTADO. Así con mayúsculas. La verdad es que el resto me ha dejado un poco fría, pero el relato de La República de la Cruz del Sur me parece brillante. Más que un primigenio relato de zombies, me recuerda a La peste de Albert Camus, pero con un toque mucho más retorcido: la epidemia hace enloquecer a la población y los que quieren hacer el bien, hacen el mal. Lo que empieza como un recuento de divertidos desvaríos de la prensa, se acaba convirtiendo poco a poco en un caos descontrolado que arrasa con la estabilidad y el orden.

El misterio de las paredes tiene un toque de lo más steampunk: un variopinto inventor ha fabricado un artilugio que una vez adherido a una pared permite oír/ver el pasado de aquella casa. Una de esas historias que quedarían sublimes si Vincent Price las llevara a la gran pantalla.

Para acabar, solamente puedo añadir ese toque tan de libreros: leedlo, por favor. Leed Pioneros de la ciencia ficción rusa si sois sibaritas, si sois rusófilos, si, sobre todo, os gustan los relatos bien escritos, sin prisas. Si cada vez que os preguntan si os gustó aquel bestseller no sabéis qué decir. Si os gustan los cuentos por encima de todas las cosas.


Las anécdotas libreras volverán entre lunes y martes. ¡Buen fin de semana! 

3 comentarios:

  1. Ya tenía este libro anotado porque leí por ahí varias recomendaciones sobre él, pero es que mi montaña de libros pendientes....ay, crece y crece!! Los rusos tienen un puntito extraño que me inclina a leerlos, me embrollo con lis nombres, con las tramas....pero da gusto leerlos. Ahora mismo estoy inmersa en Doctor Zhivago, no te digo más!
    Esperamos esas anécdotas libreras o librescas ;) buen finde para ti también, Jen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marissa :) Ay, Doctor Zhivago, qué libro tan maravilloso... ¿Tienes la edición de Galaxia Gutenberg? Es tan bonita... Que pases un buen domingo ;)

      Eliminar
    2. Qué va, estoy leyéndolo en una edición con solera, de Orbis del año 83, tapa dura, título en dorado....lo compré de segunda mano en una incursión en la Cuesta de Moyano en Madrid. No sé qué me gusta más, si los libros nuevos, o los antiguos con sus páginas amarillentas.
      A disfrutar de los rusos! ;)

      Eliminar